Ir al contenido principal

Entradas

Prisma

La belleza anida en un lugar  entre nuestros ojos  y la minuciosidad  con la que se observan  los pormenores  de las cosas
Marco P.
Entradas recientes

Quimera

Cuando la niebla se disipe cuando deje a descubierto el río donde nadan tu ojos prometo estar en la orilla a la espera de tu regreso.
Marco P.

Secreto

Guardado en el tiempo acecha un beso

Entre presente y pasado dormitan mis labios
El deseo emerge lírico, como los versos de tu poema
Enloquece el alma amante de un sueño donde los labios se cruzan y el beso  nos pierde 
Marco P.

Ella

Ella,  la sirena que se llevó a Neptuno de paseo,  me sonrió tristemente  y me enseñó que la música alimenta al amor.  También que la música es su reina.  Lo hizo antes de que nos hundiéramos  buceando velozmente  y alcanzáramos el lecho submarino

Marco. P

Tu boca

Por eso quiero tu boca.


 Porque tiene la capacidad de desprenderse  de mí, como yo nunca pude.
 Sin embargo, así me mantengo,  sin ella, dándola por pérdida, cruda y ajena.

 Por ello me elevo en sueños,  me enrosco entre sábanas cada noche,  dándole solución a una realidad insoportable. 
Y entonces vuelvo a ser,  aquel que sube al tren ansiando el destino.

Allí, hacia la nada, hacia mi todo,  a paraderos desconocidos  donde siempre reinas tú. 
Tú,  con tu boca. 

Arcano

La cama, tu pijama tu ropa interior, y el cuadro de la abuela  que cuelga frente a nosotros,  nos vio sucumbir  ante el amor y la pasión, sin escandalizarse
Marco P.


Prohibida

El tiempo devora mi carne escupo flores perfumadas te escurres por mis madrugadas hechicera con olor a jazmín
Arden, en mis manos  los libros en el infierno de las palabras y tu sabor a miel recorre mi lengua ávida 
Lamentos y lágrimas conjugan tu sacro Poema preñado de otro poeta 
Compasivo, mi tiempo que devora mi carne perfumada de jazmín allende los mares 
M. Portanova